Make your own free website on Tripod.com

EL PENTAGONO PRESENTA SU VERSION DEL ACCIDENTE

China y EU endurecen acusaciones

Presentan videos donde se ven aviones chinos rodear a la nave de EU

WASHINGTON.- Estados Unidos y China, que el miércoles analizarán la crisis del avión espía norteamericano que aterrizó de emergencia en territorio del

país asiático, endurecieron sus posiciones y mientras Washington reclama la devolución del aparato, Beijing dice que todavía no debe darse por concluido el

incidente.

Washington acusó ayer a Beijing de haber provocado la colisión de su avión espía con un caza chino, en tanto que el gobierno chino advirtió que la nota emitida

por Estados Unidos y que permitió la liberación de los 24 aviadores retenidos, no alcanza para dar por concluido el caso.

El gobierno del presidente George W. Bush acusó China de estar acosando desde hace varios meses a los aviones estadounidenses y dijo que el mundo no

debe dejarse engañar por la "propaganda china".

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, aseguró que la colisión del 1 de abril sobre el mar de la China fue la culminación de meses de "agresivos" vuelos

chinos destinados a intimidar a las tripulaciones estadounidenses.

"Es evidente que el piloto intentó acosar a la tripulación", dijo Rumsfeld en una conferencia de prensa en el Pentágono.

"Esta no fue la primera vez en que nuestros vuelos de reconocimiento y vigilancia en esa zona recibieron esos contactos agresivos con los interceptores",

agregó.

"Teníamos todo el derecho de volar en donde estábamos volando", dijo Rumsfeld y remarcó que el avión estaba en el "espacio internacional".

El secretario mostró videos de incidentes de vuelos previos al del 1 de abril cuando un E-P3 estadounidenses equipado con tecnología de vigilancia fue forzado

a realizar un aterrizaje de emergencia en la isla china de Hainán.

En una de las imágenes se ve a un F-8 chino casi rozar a un E-P3 y causar turbulencia.

Según dijo, después de haber sido chocado el EP-3 lanzó unas 25 llamadas de auxilios, pero el piloto, Shane Osborn, no pudo escuchar ninguna respuesta

puesto que su aparato estaba dañado.

La versión estadounidense contrasta con la de Beijing. El piloto chino Zhao Yu, que tripulaba otro F-8 que vigilaba al avión espía, dijo que el avión

estadounidense realizó un giro brusco y quedó en la misma línea del F-8 que piloteaba Wang Hei y que cayó al mar. Wang desapareció y fue dado por muerto.

Rumsfeld, sin embargo, dijo que el avión estadounidense no se desvió hasta que fue golpeado. Luego giró a la izquierda y perdió unos 8.000 pies de altura

(2.438 metros) mientras los tripulantes intentaban retomar el control.

El secretario de Estado, Colin Powell, hizo oir su voz un día después que los 24 tripulantes estadounidenses desembarcaron en Hawai tras pasar 11 días

retenidos por China.

Powell dijo que no debe creerse en la versión china que pinta como una disculpa de Estados Unidos la declaración emitida por Washington en la que lamenta la

pérdida del piloto chino y que permitió la liberación de la tripulación.

"No debemos engañarnos por la propaganda china que dice que lograron una disculpa", dijo Powell a periodistas.

Por su parte, el presidente chino Jiang Zemin ofreció su respaldo económico al proyecto socialista de Cuba al otorgarle créditos por cerca de 400 millones de

dólares, un día después de que expresara el apoyo de Beijing al líder cubano Fidel Castro en su diferendo político con Estados Unidos.

Jiang, quien cumple su segunda visita a la isla en siete años, fue claro en su primer mensaje político dirigido en Cuba, ubicada geográficamente a 150 km de

Estados Unidos pero distanciada políticamente desde hace 40 años, a partir de que Castro llegó al poder..

AFP y AP

Nota cortesia de novedades.com.mx

Regresa al sitio